Una piscina fué el sitio adonde saqué los desnudos de la serie que se llama “la condición humana”. Esta obra hará parte de una muestra colectiva (una instalación) en el Museo Macay en Mérida, México en 2013.

En estas imágenes, el modelo, quien se encuentra dentro de una bolsa de plástico, se ve flotando en el agua y su condición sirve de metáfora para la condición del ser humano: el agua es nuestro hogar ancestral, somos compuestos de agua, crecimos en el agua; no obstante, después de nacernos, el agua ya no es nuestro hogar natural. La bolsa, que por poco es invisible - es también y irónicamente - de nuestra fabricación. Cada modelo refleja - a través su reacción a su dilema - una actitud suya. Las últimas cuatro desnudos se utilizarán para hacer cortinas frente a una ducha en mi instalación.

Galería Contenido